fbpx

Volver al inicio

Cómo remodelar la sala de mi casa (con poco dinero)

Compartir

La sala es el lugar de los hogares donde la mayor parte de la gente convive, descansa o se reúne, hacer de él un espacio confortable dará a tu casa calidez y armonía, considera estas recomendaciones y renueva tu sala.

Tener objetivos claros de los cambios que desees llevar a cabo en tu hogar, es la base para economizar en los arreglos de tu inmueble, ya que podrás cotizar y presupuestar con mayor exactitud y no gastar tiempo y dinero en balde.

Recuerda que la sala es un espacio de tu hogar que generalmente se destina al descanso, distracción o a la convivencia familiar y con amigos, por lo que contar con un espacio que genere una sensación grata para llevar a cabo estas actividades es esencial para que disfrutes plenamente de tu hogar.

Para comenzar, aterriza todas las ideas que has visto en revistas, tiendas y en casas de amigos, visualiza la sala de tus sueños y renuévala sin gastar mucho dinero, partiendo de los aspectos elementales como:

  • La iluminación
  • El tamaño del espacio
  • El color de las paredes
  • El tipo de muebles

Dependiendo del tamaño de la sala juega con la colocación de lámparas, muebles y decoración.

Si la habitación cuenta con pocas o nulas ventanas, ubica una lámpara al centro y algunas laterales que con ayuda de espejos amplifiquen el espectro de iluminación.

La pintura es un elemento que, al abarcar la mayor área visual, su renovación genera un cambio muy relevante. Con tan sólo cambiar el color de las paredes le darás una vista completamente diferente a la habitación.

Si tu sala es pequeña busca colores claros, ya que ópticamente los tonos oscuros reducen los espacios, además, si el lugar cuenta con ventanas el color claro refleja más la luz durante el día y en la noche potencializa la iluminación de tan sólo unas cuantas luminarias.

No gastes en muebles innecesariamente, renueva los sillones, a veces es más barato reparar que comprar muebles nuevos, además puedes modificarlos a tu gusto, retapízalos y dales una nueva vida.

También puedes buscar muebles de segunda mano, antigüedades o en bazares que con tan sólo pequeños retoques queden como nuevos.

Busca muebles multifuncionales, como asientos con compartimentos para almacenar revistas, o sofacamas para que en caso de visitas puedas convertir la sala en una habitación extra.

Recuerda colocar los accesorios elementales, a veces el saturar de cosas sólo reduce el espacio y cansa la vista, menos es más.

Haz tu estancia más confortable para un día a día más ameno y reuniones más armoniosas, renueva tu sala e invita a tu familia a disfrutar de tu nuevo espacio.

Ten presente que comprar las cosas de contado puede reducir costos, ayúdate de un préstamo en caso de que no cuentes con el efectivo al momento. Administra tus cuentas y lleva a cabo tu remodelación sin estresarte por adeudos.

CLICK PARA VER LOS COMENTARIOS

\\\ Artículos relacionados