<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=448376402683205&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

¿Vas a comprar una silla de ruedas? Tips para adquirir una

Publicado agosto 2, 2019

Categorias

Comprar una silla de ruedas no es cosa fácil, no es lo mismo una para un paciente que posiblemente no podrá desplazarse por su propio pie, que para una persona que tiene una lesión y que podrá recuperarse pronto.

Comprar una silla de ruedas no es cosa fácil, no es lo mismo una para un paciente que posiblemente no podrá desplazarse por su propio pie, que para una persona que tiene una lesión y que podrá recuperarse pronto.

Lo primordial es que la silla de ruedas que se vaya a comprar debe estar pensada para ajustarse a la persona, no la persona a la silla. Si escoges una no apropiada, quien la use estará incómodo y eso podría afectar hasta su estado de ánimo.

Estos puntos te ayudarán a que puedas elegir la silla de ruedas más adecuada de acuerdo a las necesidades particulares de quien la use. 

Tips para adquirir una silla de ruedas

Para elegir correctamente una silla de ruedas hay que tener en cuenta las medidas antropométricas del usuario, de acuerdo con información de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Asimismo, es necesario considerar lo siguiente:

  • Diagnóstico primario, pronóstico y discapacidades secundarias: es decir, cuál es el impedimento por el que el paciente necesita la silla de ruedas así como los cuidados del mismo usuario.
  • Nivel de capacidad funcional: tiene que ver con cumplir las necesidades del paciente para poder moverse desde la silla de ruedas.
  • Frecuencia de uso prevista y entorno/ambiente donde se usará la silla: principalmente se trata del lugar donde va a estar el paciente.
  • Estilo de vida y expectativas del usuario.
  • Forma de tratamiento en temas de postura y presión.
  • Necesidades, comodidad y preferencia personal del usuario.

Existen 3 tipos de sistemas que utilizan las sillas de ruedas de acuerdo con la UAEM:

1.- Sistemas dependientes: Es apropiado para situaciones en las cuales quien lo usa no tiene las capacidades cognitivas, perceptivas o físicas para operar cualquier tipo de sistema de movilidad manual o motorizado.

  • Silla de transporte: Es una silla de ruedas manual controlada por un acompañante. El asiento y el respaldo suelen ser acolchados y son de material impermeable. Están indicadas para personas con imposibilidad para caminar y para impulsar una silla que el usuario pueda manejar de forma autónoma. 
  • Silla de posicionamiento: Destinadas a mantener la postura adecuada, para pacientes que tienen poca movilidad y no logran realizar los cambios de posición de forma independiente. En algunos modelos se puede reclinar el conjunto asiento-respaldo-reposapiés. Con estos sistemas de reclinación se trata de respetar la fisiología articular.

2.- Sistemas de autopropulsión: Dispositivos diseñados para que el usuario pueda manejarlos de forma autónoma, sin necesidad de un acompañante.

  • Sillas plegables tradicionales o estándar (ortopédicas): Son las de uso común para circunstancias temporales. Incorporan reposabrazos y reposapiés, que pueden ser abatibles y desmontables. Esta silla se impulsa por el propio paciente manualmente. El peso puede oscilar entre 15 y 30 kg dependiendo del material y accesorios incluidos.
  • Sillas activas: Son dispositivos de autopropulsión (para manejo autónomo del usuario) que suelen ser ultraligeros, el respaldo varía de acuerdo al nivel de equilibrio de tronco, regularmente no tienen apoyabrazos ni mangos de empuje, las ruedas traseras y el asiento suelen ser los únicos desmontables. El manejo es mucho más fácil que con las sillas estándar, aunque debido a su ligereza son menos estables.
  • Sillas deportivas: Existen muchas variedades de acuerdo al deporte o a las necesidades del usuario. Ofrecen numerosas ventajas: solidez, facilidad para rodar, comodidad (respaldo regulable en altura e inclinación para una mejor adaptación). Los modelos con una rueda delantera única facilitan aún más la rotación (por ejemplo, para jugar al tenis).

3.- Sistemas motorizados: Son dispositivos que permiten un fácil desplazamiento con el menor gasto energético, usada sobre terrenos regulares.

  • Silla de ruedas eléctricas: Se programan con una consola informática (optativa) que permite regular la velocidad, la aceleración y la desaceleración, adaptándolas a las necesidades de cada persona. Todas las sillas de ruedas eléctricas traen un cargador que se conecta a la red.

Las opciones anteriores te pueden ayudar a escoger la silla que requiera el paciente que la usará. Hay múltiples diseños con la más alta tecnología para que puedas considerarlo, lo esencial es que la silla de ruedas proporcione comodidad.

Los costos aproximados para un equipo pueden oscilar entre los 2,000 a 40,000 pesos, dependiendo del tipo. Es importante adquirir de preferencia aquella donde el usuario sienta la comodidad y estabilidad emocional.

Recuerda que en Multiplica Tu Nómina te apoyamos para que puedas adquirir los equipos que requieras, de forma que no afectes las finanzas familiares. Acércate con nosotros para ver de qué forma podemos ayudarte.

Te puede interesar: ¿Cuánto gasta un mexicano en salud?