fbpx

Volver al inicio

Cómo remodelar una escalera

Compartir

Seguridad y diseño, dos elementos que nos debes perder de vista para las escaleras de tu hogar.

La escalera de un hogar es un espacio que si bien no se pasa mucho tiempo en él, sí se transita constantemente al ser el conector entre dos plantas, por lo que se debe tener un cuidado especial a su estructura.

Ya sean escaleras para interior o exterior,  el detalle que no se puede perder de vista es su practicidad, es decir, deben cumplir con la función de conectar un piso con otro de manera funcional, cómoda y segura.

Si deseas llevar a cabo la remodelación de tu escalera, debes tener presente tus necesidades y las condiciones del espacio. Por ejemplo, el tener niños o adultos mayores en casa, implica condiciones relevantes de seguridad en cuanto a barandales y materiales de escalones resistentes.

O si el espacio de tu casa es pequeño debes buscar alternativas que otorguen seguridad y comodidad al subir al tiempo que se aproveche el espacio libre que pudieran generar.

Practicidad

Diversifica los usos de tu escalera y extiende las posibilidades que ofrece su ubicación.

Hacer uso de los escalones para generar stands en el caso de lugares como departamentos o casas pequeñas, puede ayudarte a maximizar el espacio además de darle una estética distinta a los escalones.

Fuente: Homify

En otras ocasiones se genera una altitud idónea que libera extensiones suficientes para construir áreas nuevas, puede ser desde un closet para visitas hasta un medio baño o una pequeña oficina.

Armonía

Pensar que las escaleras son independientes de las estancias al no ser una habitación como tal, puede ser un error estético que rompa la armonía de cada sección por la que conecta la escalera.

Debes contemplar unir el estilo que le otorgues, ya sea con ciertos materiales, colores o iluminación especial, para que no desentone con el entorno sino todo lo contrario, se integre y sume armonía a cada habitación.

Fuente: Homify

Invierte en la seguridad y diseño de tus escaleras, revisa tus necesidades, consulta con expertos y dale un nuevo look a tu estancia. Y no lo olvides de ser posible, aprovecha al máximo esos pequeños rincones debajo de las escaleras.

Solicita un financiamiento para no desembolsar grandes cantidades de dinero en una sola ocasión y administra tus pagos para no desestabilizar tus finanzas personales.

CLICK PARA VER LOS COMENTARIOS

\\\ Artículos relacionados