fbpx

Volver al inicio

Cómo emprender un negocio en casa

Compartir

¿Necesitas aumentar tus ingresos? Un negocio desde casa puede ayudarte a mejorar tus finanzas y en muchos casos no requieren de una gran inversión. 

Además, tú decides cuánto tiempo puedes dedicarle para gestionarlo, solo considera que como cualquier negocio requiere constancia y dedicación para obtener resultados. 

Lo primero que debes considerar son los recursos de los que dispones: tiempo, dinero, experiencia, etcétera. 

Una vez hecho esto tendrás una idea más clara de qué tipo de negocio se adapta mejor a ti y a tu presupuesto, a continuación te presentamos algunas opciones de negocio en los que puedes emprender.

Venta de comida casera 

Las ventajas de este tipo de negocio es que no requiere una gran inversión inicial y siempre está en demanda. El factor clave es crear un producto con muy buen sabor, de alta calidad y a un precio adecuado. 

Entre los contras está que debes considerar cómo vas a darte a conocer, cómo lo vas a entregar y si la zona en la que vives. Si no hay muchas oficinas y, por el contrario, es muy residencial, tal vez no tenga la demanda que esperas.

Renta de habitaciones

Si tienes una o más habitaciones de las que puedas prescindir podrías alquilarla y generar un ingreso extra. Rentalo de forma permanente para trabajadores o estudiantes de la zona, o bien, hazlo sólo por días o semanas para turistas y/o extranjeros. 

Aunque parece un ingreso fácil, debes tener en cuenta que debes estar al pendiente de tu inquilino y de sus necesidades, y que es posible que requiera una inversión inicial.    

Productos hechos en casa

¿Tienes algún hobby como hacer velas, joyas o ropa? Tal vez puedas monetizarlo. La promoción y distribución puede ser más sencilla que la venta de comida, porque puedes hacer uso de tiendas en línea. 

Además, al controlar todo el proceso de elaboración puedes usar artículos de mejor calidad o más rentables. Solo ten en cuenta que debes ser constante, tanto en la elaboración, como en la distribución y entregar siempre a tiempo.

Ofrecer cursos 

Si dominas algún idioma o especialidad como computación, matemáticas o química puedes brindar toda tu experiencia a través de cursos ya sea en línea o presenciales. 

Para ello lo primero que debes hacer es crear un temario sobre lo que vas a enseñar y cuál es el objetivo al que debe llegar tu estudiante una vez que termine el curso. 

Ya existen algunas plataformas como Superprof o TusClases en las que te puedes inscribir y desde ahí coordinar horarios y pagos.

Cuidado de mascotas

Si te gusta el cuidado de animales de compañía también existen plataformas como PaseaPerros en las que te puedes inscribir para pasearlos o bien hacerte cargo de las mascotas de personas que salen de viaje y no quieren dejar a sus compañeros peludos en pensiones o guarderías. 

Cualquier que sea la opción que elijas debes tener claro algunos puntos antes de emprender:

  • Haz un plan de negocios. Cuánto vas a invertir incluido el tiempo que le vas a dedicar y cuánto esperas ganar en el mediano y largo plazo.
  • Considera el espacio. Aunque sea tu casa debes tener en cuenta en qué lugar vas a recibir a tus clientes y que este sea adecuado.
  • Haz un estudio de mercado. No tiene que ser exhaustivo, pero debes revisar qué otros negocios hay a tu alrededor y dónde se encuentra tu competencia. 
  • Evalúa la ubicación de tu casa. Debes tener en cuenta qué tan accesible es o si hay transporte público o estacionamientos cercanos para facilitar el traslado de tus clientes. 

¿Necesitas una inversión inicial? Acércate a los expertos de MTN para obtenerla.

CLICK PARA VER LOS COMENTARIOS

\\\ Artículos relacionados