fbpx

Volver al inicio

Desarrollo integral en la infancia: escuelas de música

Compartir

El desarrollo integral en la infancia favorece el crecimiento emocional, mental y creativo. El Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) refiere un enfoque integral a programas diseñados para niños y niñas que incluyen todas las áreas de crecimiento: perceptivo, lingüístico, físico, mental, emocional y social; con el objetivo de aprovechar el máximo potencial de las habilidades del niño. 

Desarrollo integral en la infancia: escuelas de música

Para algunas escuelas de música, como el Centro de Desarrollo musical,  el desarrollo músical de los niños es importante porque favorece el sistema automotríz y cerebral, aunado a eso, la música se trata de un medio de expresión y disciplina que favorece el desarrollo de diversas áreas de su vida. 

Para escuelas de música como Yamaha, la educación musical tiene el objetivo de que los niños disfruten y comprendan la música. Las clases de música ayudan a desarrollar habilidades creativas, de sensibilidad e imaginación. 

La edad para estudiar música depende del instrumento musical y del método educativo de casa escuela. Por ejemplo, existen clases de iniciación musical de los 3 a 5 años pero si quisiera tocar un saxofón debe tener por lo menos 10. 

El sitio de internet para educadores, The Inspired Classroom, afirma que aprender música conlleva beneficios como: 

  1. Estimular el cerebro de los niños. El estudio Cómo la participación en la clase de música puede provocar el desarrollo del cerebro de la Universidad de Noroeste en Estados Unidos, demostró que los niños que asistían regularmente a clases de música mostraban mejoras en la forma en que el cerebro procesaba el nivel del habla y la lectura respecto a los niños menos involucrados en la música. 
  2. Aliviar el estrés. El estudio Creación de música recreativa del Centro Médico Meadville en Estados Unidos, demuestra que en los estudiantes de música, se reducen los niveles de agotamiento y mejora el estado de ánimo. 
  3. Ayuda a conectarse con la gente. Cuando los niños forman parte de un grupo músical, como una banda o coro les da la oportunidad de desarrollar sus habilidades sociales y emocionales, elementos indispensables para su desarrollo integral. 
  4. Favorece el manejo de tiempo y disciplina. Si un niño aprende a tener disciplina, su vida académica, profesional e incluso personal en un futuro será más sencilla. Las clases de música favorecen adquirir disciplina debido a las horas necesarias de prácticas para lograr objetivos; además de aprender a gestionar los tiempos para otras actividades escolares o personales.
  5. Fomenta el desarrollo de diferentes áreas temáticas como matemáticas, lectura, escritura e historia. 

Además de que la música tiene atribuciones emocionales, favorece el desarrollo integral de los niños al estimular el cerebro, a aliviar el estrés, y  a desarrollar habilidades sociales. Por lo tanto, inscribir a los hijos a una escuela de música, será una importante inversión para su desarrollo. 

Fuentes: 

http://www.ejournal.unam.mx/cem/vol02-04/cem0405.pdf

http://pubs.sciepub.com/education/1/8/5/index.html

https://news.northwestern.edu/stories/2014/12/how-music-class-can-spark-brain-development/

CLICK PARA VER LOS COMENTARIOS

\\\ Artículos relacionados