fbpx

Volver al inicio

¿Comprar una casa o construirla?

Compartir

Comprar una casa es una inversión, su valor dependerá de la zona y las amenidades con las que cuente. De esto también dependerá el precio y si puedes o no costearlo. 

Por ejemplo, en la Ciudad de México comprar una propiedad de 4.5 millones exige ingresos mensuales de más de 100 mil pesos. Sin embargo, únicamente 7.1% de la población gana más de 13 mil pesos mensuales. 

A pesar de estas cifras, cada mes se venden más de mil departamentos nuevos en la capital del país; por otro lado, en Monterrey, las cifras superan las dos mil unidades. 

comprar una casa

Claro que existe una esfera de la población que puede costearse estas opciones, el problema de la industria inmobiliaria es que este grupo es cada vez más reducido y se queda en su stock un sin número de espacios que no pueden acomodar. 

¿Y para construir?

En las grandes ciudades es más común encontrar departamentos en venta (hasta 45% de la oferta) que terrenos (menos de 5%). Sin embargo el precio de los terrenos aumentó 27% de 2017 a 2018. 

Pero, para la construcción el reto no tiene que ver sólo con el suelo, sino con lo que se necesita para desarrollar una vivienda. En consecuencia, las constructoras de torres en las metrópolis deben mapear las necesidades de estos espacios: áreas verdes, electricidad. agua, vías de acceso, etcétera. 

Además, antes de comprar un terreno debes conocer el potencial que tiene, si está cerca de la creciente mancha urbana de una ciudad o si tendrá buenas vías de comunicación, por ejemplo. 

¿Entonces qué es mejor? 

Los especialistas en inmuebles aseguran que la gente no puede costear lo que cuestan los departamentos, pero tampoco existe una estrategia a largo plazo para abaratar sus precios, creando incertidumbre en los inversionistas. 

Por otro lado, los créditos hipotecarios generalmente se otorgan por el equivalente al ingreso anual de una persona, un ingreso que está cada vez más debilitado. 

Por eso, la solución que han encontrado algunos es adquirir una propiedad con un bajo precio, que se pueda vender para obtener una ganancia y después adquirir otra propiedad más grande o más cerca de la zona de interés.

Si tu banco no te puede ofrecer un crédito hipotecario adecuado no dudes en acercarte con uno de nuestros asesores para que en MTN multipliques tu nómina y hagas realidad el sueño de tener una casa propia. 

Fuentes: 

Forbes 

Dinero en Imagen 

El Financiero

CLICK PARA VER LOS COMENTARIOS

\\\ Artículos relacionados