<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=448376402683205&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Cirugías estéticas, ¿cómo saber si eres candidato a una?

Publicado julio 30, 2019

Categorias

El interés por mejorar algún aspecto de tu cuerpo puede llamarte la atención, quizá un familiar o amistad se realizó una cirugía, o simplemente quieres verte diferente. En más de una ocasión has escuchado hablar de las cirugías estéticas y sus costos, pero ¿sabes si eres candidato?

El interés por mejorar algún aspecto de tu cuerpo puede llamarte la atención, quizá un familiar o amistad se realizó una cirugía, o simplemente quieres verte diferente. En más de una ocasión has escuchado hablar de las cirugías estéticas y sus costos, pero ¿sabes si eres candidato?

El interés por mejorar algún aspecto de tu cuerpo puede llamarte la atención, quizá un familiar o amistad se realizó una cirugía, o simplemente quieres verte diferente. En más de una ocasión has escuchado hablar de las cirugías estéticas y sus costos, pero ¿sabes si eres candidato?

En México se ha incrementado el número de cirugías estéticas, esto se debe a que las intervenciones se hacen con anestesia local, lo que reduce el temor de los pacientes como los costos, de acuerdo con información de la UNAM.

Debes tomar en consideración varios puntos antes de escoger dónde hacerte un procedimiento de forma segura, asimismo los requisitos que deberás presentar previo a la cirugía.

¿Qué es una cirugía estética?

La cirugía estética o cosmética es una especialidad de la cirugía plástica​ orientada a la mejora de la apariencia de ciertas partes del cuerpo por medio de procedimientos quirúrgicos.​ Es una intervención que debe ser realizada por profesionales certificados, médicos que tengan años de formación y que estén certificados por alguna institución.

Según cifras reveladas por la Sociedad Internacional de Cirugía Estética y Cosmética, durante un estudio realizado en el 2013, México ocupó el tercer lugar a escala mundial después de Estados Unidos y Brasil para este tipo de intervenciones médicas.

Antes de someterse a una cirugía se tienen que realizar varios estudios clínicos para que los especialistas puedan determinar si alguien es apto para el procedimiento, algunos análisis pueden ser:

  • Análisis de sangre: Sirve para medir los parámetros sanguíneos, el tipo de sangre, el riesgo de sangrado o infección y cómo funcionan tu hígado y riñones.
  • Análisis de orina: Determinará si los riñones funcionan correctamente y alertarán de cualquier posible infección.
  • Radiografía de tórax y electrocardiograma: El objetivo de la primera es detectar anomalías cardíacas, respiratorias o esqueléticas que incrementen el riesgo de sufrir complicaciones graves durante y después de la cirugía. Mientras que el electrocardiograma permite determinar el correcto funcionamiento del corazón. Se utiliza para medir el ritmo y la regularidad de los latidos, el tamaño y posición de las aurículas y ventrículos y ver si el corazón está dañado.
  • Tomografía computarizada, resonancia magnética: Son distintas pruebas por imágenes que permiten a los médicos observar algo que está ocurriendo dentro del cuerpo. El tipo de prueba dependerá de si hay unos determinados síntomas previos o de la parte del cuerpo que el doctor quiera examinar.

Quiénes no son candidatos a someterse a una cirugía

De acuerdo con el Dr. Paul Feldman, un cirujano plástico que fue uno de los fundadores del grupo Advanced Aesthetics, en Atlanta, Estados Unidos, las personas con las siguientes percepciones no son aptas para una cirugía estética:

  • Desear un cuerpo perfecto o una vida perfecta: las cirugías son buenas para mostrar una mejor apariencia, pero mediante una cirugía plástica no puedes resolver las dificultades de la vida, además que no existe un cuerpo perfecto.
  • Parecerse a una actriz o actor: cada anatomía es diferente en cada cuerpo, no quiere decir que no te hará lucir bien, pero parecerse a tu artista favorito será un poco difícil de lograrlo cuando en realidad ellos también se han sometido a cirugías.
  • Hacer feliz a los demás: quizá por complacer a tu pareja y esa persona lo apruebe también, pero la decisión es tuya porque es tu cuerpo.
  • No querer hacer dieta ni ejercicio: la cirugía no pretende reemplazar la dieta y el ejercicio adecuado, todo lo contrario, son tres complementos que debes seguir para mantener un cuerpo saludable. 
  • Querer resultados inmediatos: muchos pacientes tienen un evento próximo en su agenda y por querer lucir bien no toman en cuenta que deben tener un tiempo de recuperación. 

Si tú no presentas ninguna de las condiciones anteriores, puedes ser un candidato a una cirugía estética, en caso de que así lo decidas.

Consideraciones a tomar: 

De acuerdo con el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética sugiere que  deberás acudir con los profesionales certificados, médicos que tengan años de formación y que estén certificados por el mismo. 

Es importante que lleves una dieta sana y consultar con tu médico todos los detalles necesarios para tu intervención. Valora lo que el especialista te recomiende y no dudes en aclararlo desde el primer punto hasta el último.

Los beneficios de la cirugía plástica y estética en muchas ocasiones no están directamente relacionados con la modificación de algún aspecto del cuerpo, sino que se tienen que hacer para atender una cuestión de salud.

Como dicen los doctores, lo primero es restaurar la función de algo que no está trabajando correctamente, por ejemplo, una cirugía de nariz, para que el paciente pueda respirar de forma óptima.

Recuerda que lo más importante es tu salud.

Te puede interesar: ¿Cuánto gasta un mexicano en salud?